Articulos, Internacionales, Política, Política - Internacional

Elecciones USA 2008: Se eleva la temperatura con el Fenómeno Palin

LA RAZÓN

 

Azi Wolfenson

Hace unos meses analizando las candidaturas a la presidencia de los Estados Unidos desde el punto de vista de mas conveniencia para América Latina llegaba a la conclusión de que por todo lo manifestado creía que McCain sería la mejor opción.

Hoy en dia ya definidas las candidaturas se presenta una situación muy interesante. Obama y McCain han sido confirmados por los Demócratas y Republicanos respectivamente. Si bien Obama despertó un entusiasmo enorme en su partido por sus grandes dotes de orador, McCain no convencía a los mas conservadores de los republicanos, además de no ser buen orador.  Parecía que las elecciones estaban casi definidas en favor de Obama.

Y de repente McCain eligió para su fórmula como candidata a la Vicepresidencia a una desconocida, la Sra. Sarah Palin, gobernadora de Alaska. Esta sorpresiva designación ha provocado una reacción inusitada entre los votantes y parece ser que fue una maniobra genial de McCain, que podría asegurarle la presidencia.

McCain presionado por los conservadores de su partido estaba siendo forzado a ceder en algunos puntos de su programa, tanto así que la prestigiosa revista “The Economist” señaló hace dos semanas que prefería al McCain anterior. Al escoger a la Sra. Palin lo que ha hecho es incluir a una conservadora que está en contra del aborto, en favor de la familia, que está enviando a su hijo a Irak, madre de 5 hijos y que ha luchado contra el abuso de las compañías petroleras en Alaska y contra la corrupción. Aparte de que es una mujer joven, bella, muy agradable, de familia modesta con un marido que trabaja de obrero en una empresa del lugar y de notable éxito en sus escasos años como gobernadora.

Esta designación ha tomado tan de sorpresa a los demócratas que cualquiera que escuche a Barack Obama podría pensar que su principal obstáculo en su marcha hacia la Casa Blanca es Sarah Palin, no John McCain.

El candidato demócrata a la presidencia le está tirando con munición gruesa a Palin desde que su designación como compañera de fórmula de McCain revitalizó la campaña de los republicanos.

Cuestiona sobre todo la noción de que Palin es una reformista que puede promover cambios profundos en Washington. Se suponía que el agente de cambio es él.

Pero los republicanos han ganado terreno desde que designaron a Palin como candidata a la vicepresidencia y la presentaron como una reformista, al punto de que McCain está ahora empatado con Obama, si no adelante, en las últimas encuestas.

El impulso que tomó McCain en las últimas semanas es llamativo si se tiene en cuenta que el electorado quiere un cambio y el candidato republicano puede ser visto como un continuador del gobierno de su correligionario George W. Bush. A tal extremo ha llegado el entusiasmo del sector republicano que ya se menciona a Sarah Palin como posible candidata a la presidencia en las elecciones del 2012.

Obama se presentó como el agente de un cambio. Sin embargo, McCain ha logrado recuperar un poco su imagen de político renovador de hace ocho años y, ayudado por la selección de Sarah Palin como compañera de fórmula, revitalizó la base conservadora de su partido y está atrayendo a muchas mujeres de raza blanca.

McCain parece vigorizado por el giro que han dado las cosas y suena más animado. Obama, en cambio, no se ha visto tan carismático como en el pasado.

El martes Obama causó revuelo al mofarse de un comentario de Palin durante la convención republicana. “Por más que le pongan lápiz labial a un cerdo, seguirá siendo un cerdo”, expresó. Para completarla, agregó que “uno puede envolver un pescado viejo en un papel llamado cambio, y dentro de ocho años seguirá apestando”.

Estos comentarios si bien fueron aplaudidos por sus partidarios fueron desafortunados y han provocado una serie de críticas por interpretarse como un insulto a la Sra. Palin y los electores no pueden entender porque el rival de Obama es Palin cuando ella postula para la vicepresidencia y no la presidencia. Lo que ocurre es que los demócratas ven el peligro de perder los votos que apoyaron a Hilaruy Clinton en su campaña.

Por todo lo anterior me ha parecido oportuno poner al dia al lector de lo que está ocurriendo y transcribir la reciente entrevista que el connotado y brillante periodista Jorge Ramos Avalos le ha hecho al senador McCain y que bajo el título de “John y Sarah” se publicó este Martes en el diario Herald de Miami en Español.

Escribe Ramos: “Colorado Springs — El senador John McCain llegó a tiempo y feliz a su primera entrevista después de ser nominado oficialmente como candidato a la presidencia por el Partido Republicano. Y no podía dejar de hablar de su decisión de escoger a la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, como candidata a la vicepresidencia. Sin duda, lo considera un gran acierto”.

“McCain estaba entusiasmado por la reacción. Más gente estaba yendo a sus mítines. Cerca de 40 millones habían escuchado sus discursos por televisión durante la convención –más que en el discurso de Barack Obama o que en la ceremonia de apertura de las Olim-píadas. Y las encuestas sugerían que existía una posibilidad real de ganar las elecciones”.

”Ella es dura, es fuerte y es una compañera de boleta increíble”, me dijo. “Es la gobernadora más popular de todo Estados Unidos; tiene una aprobación del 80 por ciento”.

“Así respondía McCain a las críticas de algunos periodistas y opositores de que, a sus 44 años, Sarah Palin no tenía ninguna experiencia en política exterior y, mucho menos, para reemplazar a McCain (de 72 años de edad) en la presidencia. Alaska, me dijo el senador McCain, provee el 20 por ciento de toda la energía a Estados Unidos y está muy cerca de Rusia. Y cuando le pregunté si la gobernadora Palin estaba lista para ser la comandante en jefe del ejército, contestó: “Claro que sí”.

 “Pero Barack Obama es otra cosa, me dijo McCain: se opuso al aumento de tropas en Irak, cree que Irán es sólo un pequeño problema y tuvo una postura muy tibia cuando Rusia invadió Georgia. ”Creo que (Obama) no tiene el juicio necesario ni la experiencia” para gobernar al país, concluyó McCain”.

 “A pesar de que han muerto más de 4,500 soldados norteamericanos y de que el gobierno iraquí aún no controla la violencia, McCain cree que Estados Unidos sí está ganando la guerra en Irak. ”Sólo el senador Obama puede creer que no hemos tenido éxito”, apuntó.

 “McCain, claramente, ha apoyado la estrategia del presidente George W. Bush en Irak. Sin embargo, ha mantenido su distancia. En su discurso de aceptación como candidato, McCain no mencionó al presidente Bush por nombre y, además, ha aprobado un comercial en que asegura que hoy estamos peor que hace cuatro años. ”No hay duda de que hay diferencias entre el presidente Bush y yo”, me dijo, rechazando el argumento de la campaña de Obama de que una presidencia de McCain sería una continuación de la del impopular presidente Bush (quien tiene sólo un 30 por ciento de aprobación, según las encuestas). Pero cuando le digo que, según Obama, él ha votado en el Senado el 90 por ciento de las veces en apoyo a políticas del presidente Bush, McCain brinca y dice que ”todo el mundo conoce mi récord”, oponiéndose a cabilderos, a proyectos de ley innecesarios y hasta a su propio partido.

 Esto es particularmente cierto en el tema migratorio. La plataforma del Partido Republicano estableció en la pasada convención en St. Paul, Minnesota, que el inglés debería convertirse en el idioma oficial de Estados Unidos y que debería prohibirse la educación bilingüe en las escuelas. Cuando le pregunté a McCain si estaba de acuerdo con esta postura de su partido, contestó con un inequívoco ”no”. Pero luego matizó: “Oficial o no, pero (el inglés) es nuestro lenguaje”.

 ‘Vamos a hablar abiertamente”, me dijo. ”¿Nuestro partido ha sido afectado negativamente por el lenguaje que ha usado?”, se preguntó. ”Sí”, se respondió. “Pero yo soy la persona que enfrentó el tema de la inmigración cuando no era popular hacerlo”.

 El plan de McCain es sellar las fronteras antes de retomar el espinoso asunto de la legalización de millones de indocumentados. ”Tenemos que asegurar nuestras fronteras, no sólo por la inmigración ilegal, sino también por las drogas”, me dijo. ”El presidente (de México, Felipe) Calderón está peleando ahora mismo por el corazón y el alma de su país debido a que los carteles de las drogas están controlando ciudades en México. Nosotros debemos ayudar”. Y el Plan Mérida, dijo McCain, es una forma de hacerlo.

 Contrario a lo que establece la plataforma de su partido, McCain sí estaría dispuesto a ofrecer ”un camino hacia la ciudadanía norteamericana” a millones de indocumentados, bajo la condición de que no hayan cometido ningún crimen, paguen una multa y esperen su turno tras los que han solicitado entrar legalmente. ”No hay 12 millones de esposas en Estados Unidos” para arrestar y deportar a todos los indocumentados, me dijo. “Estos son hijos de Dios”.

 McCain no desaprovechó la ocasión para criticar a Obama por no haber viajado nunca a América Latina, por no apoyar el tratado de libre comercio con Colombia (que aún se está negociando) y por amenazar con suspender o revisar de manera unilateral el tratado de libre comercio entre EEUU, México y Canadá. ”Yo estoy a favor del libre comercio, de abrir esos mercados y de mejorar las vidas de la gente en México y en nuestro hemisferio para que no tengan que venir a Estados Unidos”, me dijo. “El senador Obama quiere cerrar esos mercados”.

 Apesar de todo lo anterior, McCain no tiene la mayoría del voto hispano. Según un estudio del Pew Hispanic Center, sólo el 11 por ciento de los votantes hispanos cree que McCain sería mejor que Obama para los latinos. Y si McCain no mejora su posición entre los votantes latinos en los próximos dos meses, podría perder Nuevo México, Colorado, Nevada, la Florida y hasta la presidencia. “Sé que aún tengo mucho por hacer”.

 Pero él está confiado en que Sarah Palin le va a ayudar a capturar esos votos, enfatizando la historia de su familia. El hijo mayor de la gobernadora está a punto de ir como soldado a Irak y el más pequeo de sus cinco hijos –de apenas 4 meses– sufre del síndrome de Down. ”Yo creo que los latinos se van a encariñar con ella y la van a querer tanto como la gente que la conoce bien”, me dijo McCain antes de despedirse. Iba de prisa. Lo esperaban más de 12 mil personas en un enorme acto de campaña aquí en Colorado. Seguía entusiasmado. Todo parecía cambiar para John con Sarah a su lado.

Con lo anterior ratifica McCain de que su discurso que nos llevó a considerarlo como el mas favorable para América Latina no ha cambiado y se mantiene sin importar el escenario en el que se presenta ni sus interlocutores, a diferencia de Obama y Clinton que cambiaban de acuerdo a lo que consideraban los intereses del grupo que los escuchaba.

 

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s