Articulos, Política, Politica-Medio oriente

Israel y la primavera árabe

Escrito por Azi Wolfenson        

El Latinoamericano

vocero de la comunidad latinoamericana en Estados unidos y en europa

 

 

El Muro de los LamentosEl problema del Medio Oriente es bien simple. Si los países árabes decidieran unilateralmente deponer todas sus armas, no pasa absolutamente nada en la región. Si por el contrario lo hace Israel entonces inmediatamente es atacada por sus vecinos hasta que no quede un solo judío en el país. Así de sencillo es el problema.

¿Por qué este deseo de eliminar a Israel y a los judíos? ¿Por qué ahora que se han iniciado movimientos reclamando libertad en los países árabes, parece que los líderes incitan al odio hacia Israel? La razón me parece que es simplemente porque las dictaduras de todos los países árabes no vieron nunca con buenos ojos que exista una democracia en medio de ellos. No interesa cuál sea, sino que es un mal ejemplo para los dictadores de la región y por eso tratan de eliminarla a toda costa.

IsraelSi los líderes de estos movimientos de libertad se detuvieran a pensar llegarían a la conclusión que Israel no es su enemigo, sino, por el contrario, un ejemplo de la democracia a la que deberían aspirar y vivirían más bien en paz con el estado judío. El conflicto del Medio Oriente no puede solucionarse simplemente cediendo tierras a cambio de paz, sino con un cambio de mentalidad. Ese es el verdadero problema: las dictaduras en todos los países árabes les han hecho un lavado cerebral a sus pueblos y no aceptan la existencia de una democracia porque constituye un mal ejemplo a seguir y la pérdida de todos sus privilegios.

En pocos días se tomará una decisión en las Naciones Unidas sobre el reconocimiento de un estado árabe palestino. La verdad es que no entiendo la solicitud. Ya se acordó en 1947 en las Naciones Unidas la partición de lo que quedaba del territorio del mandato británico en Palestina para formar un estado judío y uno árabe. De manera que solicitar lo ya aprobado no le veo sentido.

Mientras durante estos más de 60 años se ha afianzado el estado judío, el vecino no aceptó el hecho y prefirieron quedarse en calidad de refugiados para recibir donativos y limosnas del resto del mundo, sin que sus líderes estuvieran a la altura de sus obligaciones. Siempre me he preguntado ¿cuánto de este dinero ha ido a parar al desarrollo del pueblo palestino?

¿Cuál será la fortuna que le dejó Yasser Arafat a su viuda que desde su muerte no abandonó ni una vez su lujosa residencia parisina para visitar al querido y sufrido pueblo de su difunto marido?

Los árabes palestinos dejan pasar la oportunidad de sentarse a una mesa de negociación para resolver los problemas directamente con su contraparte judía con la excusa de los asentamientos judíos. Al respecto no puedo menos que acordarme de hechos históricos que tienen que ver con la limitación de estos asentamientos, incluso antes del mandato británico que activamente se empeñó en limitar la inmigración judía a Palestina.

El propio Stalin también impidió la emigración judía. El mandato no cambió mucho. Gran Bretaña continuó limitando la inmigración judía y así lo hizo Rusia (Unión Soviética) hasta su caída. Muchos recordarán el “Dejad ir a mi Pueblo”, campaña de los años setenta en que incluso los dirigentes de la comunidad judía en el Perú organizamos reclamos frente a la Embajada Soviética en la Av. Salaverry en Lima, en más de una oportunidad. (Continúa mañana II Parte).
Israel y la primavera árabe (II)
[Lima, Viernes 02 de Setiembre de 2011]

KnessetEl gran Mufti de Jerusalem y confidente de Hitler, Haj Amin el Husseini, organizó revueltas contra los judíos entre los años 1936 y 1939 durante las cuales ríos de sangre judía corrieron en los territorios del Mandato. En respuesta se formó la comisión Peel que recomendó limitar la inmigración judía a su tierra milenaria. Justo lo que querían los árabes. De hecho la Comisión Peel recomendó la abolición del Mandato y recomendó se formaran dos estados. Ben Gurión luchó duramente para mantener la inmigración e incluso estuvo de acuerdo con la partición. Sin embargo, los supuestos amigos del Sionismo como Lloyd George y Winston Churchill convencieron al parlamento Británico votar en contra de la partición. Gran Bretaña justificó su oposición a la creación de un estado judío alegando que el mundo árabe podría atentar contra el Imperio Británico.

Durante la Segunda Guerra Mundial el mundo entero conspiró en contra de la huida de judíos europeos a Palestina. Incluso después de la Guerra, Inglaterra siguió limitando el ingreso de judíos. Hasta llegó a establecer campos de concentración en Chipre a donde enviaban a todos los judíos que llegaban a las costas del mandato de Palestina. Fue la resistencia judía la que obligó a que Inglaterra sometiera el asunto a las Naciones Unidas quienes ultimadamente aprobaron la partición con la oposición británica. Ben Gurión prefirió recibir una tajada del territorio antes que no recibir nada y así se declaró el estado de Israel.

Inmediatamente Israel aprobó la Ley del Retorno que daba la bienvenida a todos los judíos que quisieran ir a Israel. El único requisito para la ciudadanía era tener por lo menos un abuelo judío. Así Israel absorbió a 600,000 judíos que fueron expulsados de sus casas en los países árabes. Por el contrario ninguno de los árabes palestinos que huyeron de Palestina por temor a la destrucción del país fue absorbido por los países árabes vecinos y hasta la fecha continúan en su calidad de “refugiados” gozando de un único derecho: recibir la parte de los donativos de los ingenuos países Europeos y de USA que no se quedan en poder de sus dirigentes.

Después de la Guerra de los Seis días de 1967 el mundo ha pretendido impedir asentamientos judíos en Judea y Sumaria a pesar que de acuerdo al mandato británico los judíos tienen perfecto derecho a construirlos. Ni la Resolución 242 ni los acuerdos de Oslo hacen mención alguna a la limitación de dichos asentamientos. Incluso la comunidad internacional pretende calificar los asentamientos de ilegales mencionando la Convención de Ginebra que no tiene nada que ver con la legalidad o no de dichos asentamientos.

Lo más increíble de esta historia es que el Senador Mitchell de USA como premio a los suicidas árabes que se infiltraban a Israel matando civiles, recomendó la congelación de la construcción de los asentamientos judíos. Esta congelación formó parte del famoso Mapa de Ruta, cuando éste fue creado en el 2003.

Además se prohibió a Israel tomar ninguna acción sobre territorios que no fueran negociados. Prohibición que por supuesto no rige para los árabes que cuentan con el apoyo del actual gobierno USA, que incluso abrió un consulado en Jerusalem para apoyar a los árabes mientras se niega a establecer su embajada en Jerusalem para servir a los Israelíes. Más aún la administración actual USA no le ha permitido a un ciudadano judío americano que figure en su pasaporte que es nacido en Jerusalem. Esta medida va en contra de la resolución misma de la Corte Suprema de los USA. Por eso no deben sorprender lo señalado por el presidente Obama declarando que el punto de negociación de Israel con los árabes palestinos debe basarse en las fronteras de antes de 1967 aparte de reclamar la congelación de la construcción de asentamientos judíos. ¡Qué ironía! Felizmente el Congreso de los USA apoya abrumadoramente la justa causa de Israel.

Israel y la primavera árabe (III)
[Lima, Sábado 03 de Setiembre de 2011]

Parlamento IsraelíSon hechos puntuales que en 1950 la administración USA presionó a Israel para que evite construcciones en Jerusalem y que no declare a Jerusalem como la capital del estado. El primer ministro Ben Gurión precisamente reubicó las agencias de gobierno y a miles de inmigrantes judíos en Jerusalem y la declaró capital del estado judío.

En 1967 el gobierno USA ejerció presión para que no se anexe Jerusalem del Este al estado y como respuesta el primer ministro Eshkol anexó Jerusalem reunificada y construyó la formidable Ramat. Es en 1970 que nuevamente USA presiona a Israel para que renuncie al control sobre Jerusalem y en esta oportunidad la primera ministra Golda Meir responde construyendo los barrios de Gilo, Ramot y Neveh Yaakov. De esta manera Israel fue afianzando su seguridad.

Estas presiones en contra de la seguridad judía ha sido una norma de parte del gobierno de USA. Desde la tragedia del barco San Luis que se hizo pública con la película “El barco de los maldecidos”. El presidente Roosevelt en esa oportunidad no permitió en USA el desembarco de los judíos que huían de la Alemania de Hitler y lo obligó a regresar a Europa con el asesinato de la mayoría de sus ocupantes en campos de concentración. En 1948 el Departamento de Estado USA, el Pentágono y la CIA presionaron a Ben Gurion para que no declare la independencia de un estado judío.

En 1961 el presidente Kennedy presionó a Israel para que paralice la construcción de un reactor nuclear. En 1967 el presidente Johnson impidió el avance de las fuerzas israelíes repeliendo la invasión de Egipto, Siria y Jordania. En 1977, el presidente Carter presionó al primer ministro Begin para que se abstenga de negociar directamente con el presidente Sadat mientras él asistía a una conferencia internacional sobre la situación de los palestinos y Jerusalem. En 1981 el presidente Reagan presionó al primer ministro Begin para que evite bombardear el reactor nuclear de Iraq.

Mientras esto ocurre a nivel de gobierno, el pueblo americano y su Congreso apoyan sólidamente al estado de Israel. El Informe Rasmussen del 10 de Agosto del 2009 señala un 70% de apoyo. La encuestadora Gallup en su informe de 3 de Marzo de 2009 ubica a Israel en el lugar cuatro dentro de los principales aliados de USA. El 10 de Agosto del 2009 un total de 71 senadores le enviaron una carta al presidente Obama pidiéndole que deje de presionar a Israel y más bien lo haga a los países árabes. El presidente del comité de Relaciones Exteriores del Senado, el demócrata Howard Berman, le pidió al presidente Obama que deje de preocuparse por los asentamientos judíos. El líder de la mayoría demócrata Steny Hoyer está en contra de la oposición de Obama a las construcciones judías en el este de Jerusalem. El Senador demócrata Daniel Inouye, que preside el Comité de Apropiaciones, es el más efectivo apoyo a la relación USA-Israel desde 1948.

Después de la guerra del Golfo en 1991, Israel pidió una ayuda de emergencia que el gobierno de Bush/Baker rechazó. Sin embargo el Congreso apoyó la solicitud e Israel recibió $650 millones en efectivo y $700 millones en sistemas militares.

En 1990, Bush/Baker intentaron cortar 5% de la ayuda externa a Israel como sanción a la política de asentamientos. El Congreso se opuso y la iniciativa fue rechazada. Los poderes Legislativo y Ejecutivo son independientes y tienen igual poder de decisión. El Congreso ha sido un bastión de soporte permanente al estado judío desde antes de 1948.

Israel y la primavera árabe (IV y  final)
[Lima, Domingo 04 de Setiembre de 2011]

El presidente Obama tenía un apoyo del pueblo americano del 65% en enero, goza ahora de menos del 50%, lo que representa un descenso mayor que ningún otro presidente con la excepción de Ford cuando perdonó a Nixon. Los candidatos demócratas han sufrido un importante descenso en su popularidad y existen dudas si el presidente Obama resultará elegido para un segundo periodo en las elecciones de 2012.

El presidente Obama trata de presionar psicológicamente a Israel oponiéndose a los asentamientos y a las construcciones en Jerusalem. Esto está en desacuerdo con la opinión de la mayoría de su pueblo y en realidad no fue electo para ello. Tampoco su futuro político depende de su actitud hacia Israel. El conflicto árabe-israelí no es una prioridad de su gobierno que más bien está centrado en la política interna, la situación económico-financiera, la desocupación y la seguridad internacional.

Frente a estas opuestas posiciones en USA, no sabemos cuál será la posición de EEUU en la votación correspondiente en las Naciones Unidas. Pero creo que cualesquier resultado no ayudará a la solución del conflicto, porque las raíces del problema son otras. Mientras los árabes no acepten esa realidad, de poco habrán servido esos movimientos a favor de la libertad de sus pueblos.

Tal como lo expresé al comienzo de este artículo coincido totalmente con Bill Levinson que señala recientemente que las concesiones israelíes de territorio por paz es la respuesta equivocada para el problema equivocado. El principio que rige para las dictaduras del medio oriente es no tolerar la presencia cercana ni siquiera por un metro cuadrado de control judeo-cristiano, no permitir ninguna democracia en la vecindad y mantener a sus pueblos en la mayor ignorancia.

Es decir que la ocupación israelí de tierras árabes no fue nunca la raíz ni la causa de los problemas del Medio Oriente. Por lo tanto, así Israel cediera territorios y aceptara retirarse a las fronteras de antes de 1967 no habrá paz y por lo tanto ni siquiera debería ser un tema de discusión.

Repito que lo que pasa para los dictadores árabes islamitas de la región es que no pueden tolerar ni aceptar ningún gobierno judeo-cristiano de modelo de democracia para sus pueblos. Esto debería ser aclarado ampliamente a la gente de Palestina, Siria, Irán, Egipto, Yemen y demás habitantes de la región.

Los líderes de estas dictaduras bajo la excusa del islam ofrecen a sus pueblos sólo pobreza, ignorancia, superstición y violencia, mientras los valores judeo-cristianos les ofrecen prosperidad, bienestar, paz y seguridad.

Hablemos la verdad. Tengo una muy ligera esperanza de que los líderes de los movimientos árabes de libertad de sus pueblos vean la realidad y contribuyan a construir una paz duradera en la región y utilicen la enorme riqueza de sus recursos naturales a favor de la educación, prosperidad, mejor nivel de vida y democracia para sus pueblos. En fin, dicen que cuando se ha perdido todo, lo único que queda es la esperanza.

 

 

 

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s