Articulos, Política, Politica-Medio oriente

El soldado Israelí

LA RAZÓN

Azi Wolfenson

Recibí el siguiente anónimo desde Israel de  una madre de familia y dice lo siguiente:

No existe el “soldado israelí”. Hay un padre que se levanta para llevar a los chicos al colegio y solo después se viste el uniforme. Hay un joven de 19 años que terminó en primer lugar la caminata de su batallón, pero no sabe aun como decir “te amo” a la chica de su colegio. Hay un oficial que todos soportan su rigurosidad, pero por las noches escribe una poesia a su compañera colega, a la luz tenue de un tanque.

El soldado israeli tiene cosas que lo atormentan, cosas que no atormentan a ningun otro soldado.

Solo el sabe que cada vez que sale a luchar, en setenta paises alguno piensa que es un asqueroso.

Cinco veces por dia su madre aparece en la pantalla del celular con alguna recomendación y su padre por detras le grita que antes las cosas fueron mas dificiles y que deje de molestarlo.

El esta en el único ejército del mundo en el que se levantan temprano para rezar la oración del perdón.

Ni siquiera importa en que unidad presta sus servicios, porque siempre va a haber un yemenita que lo hace reir, o el miembro de una granja colectiva que toca en la guitarra canciones populares  o un marrocano que trajo de su casa provisiones de comida para todo el grupo. Siempre va a haber una directora de deporte que los deje con la lengua afuera. Tambien están esos que dejaron de fumar pero se la pasan pidiendo cigarrillos y de todo a quien puedan.

Solo en este ejército cada uno recibe una torta del batallon en el dia de su cumpleaos. Solo el soldado israeli pregunta siempre como va la guerra y siempre va a haber quien le recuerde la verdad punzante, que los isrelíes y judios no tienen otro lugar adonde ir.

Desde hace  sesenta años trata de decidir que es peor: errar a esos que merecen morir o si, D’s libre y guarde, pegarle a alguien por error. Y él esta tan ocupado en la disertiva del bien y el mal, que a veces necesita que le recuerden que debe dejar de estar preocupado, porque cuando los tanques suenan, él apenas si es un pescadito.

No existe el “soldado israeli”. Existe el ser humano que se alistó porque sabe que necesita hacerlo. Sabe que todos los judios están del  mismo lado del barco, o nos hundimos o seguimos remando. El tenia otras tantas cosas por hacer en vez de estar parado bajo el calcinante sol esperando a su autobus. Se lleva “Cien años de soledad” a la torre de guardia, un ojo busca terroristas y el otro roba una linea. El no quiere salir héroe, él prefiere salir el fin de semana. Sus semanas pasan rapido pero sus dias muy lentos.

Recibi esto anonimamente y terminaba diciendo: Mi hijo viste hoy uniforme y lo extraño horrores. Le mando un beso y que se cuide mucho.  Una madre judía”.

 

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s